Blog para chicas confundidas por el amor que quieren desconfundirse. De Ianire Estébanez bajo licencia Creative Commons Licencia de Creative Commons

Esto es lo que ocurre cuando a gente QUE QUIERE reencontrarse con amores del pasado, se reencuentra. El coctel explosivo del marketing viral y el mito del amor verdadero.

Para quienes no sepan que últimamente escribo vía redes sociales y tengo abandonadillo el blog, os comparto mi última actualización por si sirve a alguien de reflexión.

Este vídeo anda viralizándose por las redes como fiiiiuuuuuu. Y con ello, los comentarios personales se agolpan en laaaarguísimas cadenas de mensajes de gente que le dice a otra gente cómo es el amor (o cómo debería ser). Que si yo creo que, pues yo no, eso no es verdad, que si lo verdadero es, que si no tienes ni idea. También se agolpan junto a mensajes de gente que ni siquiera lee la explicación previa, o que ni ve el vídeo. Es lo que tienen las redes. (Desde aquí ya aviso que yo no me voy a meter en peleas de comentarios de esos). 





Lo primero que diré ante el vídeo es que en la noticia del mismo se indica que "para conseguir la colaboración de quienes salen en el vídeo se anunció en Facebook una petición de gente que quisiera reencontrarse con el gran amor de su vida". Centrémonos en el "que quisiera", porque es básico. (En esta noticia la productora confirma que tardaron meses en encontrar personas que quisieran encontrarse con el amor de su pasado, y gente que aceptara ir a encontrarse con alguien de su pasado. Dicen que tardaron mucho tiempo, aunque no dicen cuántas personas se negaron, no quisieron ir, o dijeron que su grabación no se publicara... Todo muy poco preparado).  

Si tú plantas a gente que quiere reencontrarse con su amor, en un reencuentro, lo casi matemático que te puedes encontrar es alegría, felicidad, super-que-a-gusto-qué-ganas-tenía. (Ya, lo habías dicho previamente a ir a la grabación, que estabas deseándolo). ¿Por qué? Porque quienes hayan tenido experiencias que mejor no repetir, no irán. Porque quienes han tenido un "amor verdadero" con resultado complicado, no acudirán. Porque se presentarán voluntarias las personas que quieran reencontrársela, porque sienten que la otra persona reaccionaría bien.  

¿Representa esto lo que le pasaría "a cualquiera" al reencontrarte con un amor?

De primeras, no podemos concluir eso. Pues para responder si esto es representativo, de algún modo (un 25%, un 37% de la gente responde así...) lo mínimo que habría que hacer es una investigación o experimento con diferentes alternativas, no buscando a quienes quieren ir a reencontrarse.

Ahora, si preguntáramos en la sociedad diversa y plural, con experiencias muy diferentes, si todo el mundo quisiera reencontrarse con un amor del pasado (hetero o no heterosexual), habría muchas respuestas diferentes. Y todas, ojo, muy respetables: Gente que le da un subidón de alegría, gente que vuelve con esa persona de nuevo, gente que se muere de ilusión pero sabe que en este momento no le encaja esa relación, gente que se alegra como amiga/o de volver a saber de esa persona. Gente, también, a la que se le fastidiaría el día. Gente a la que le daría un bajón. Gente que saldría corriendo. Gente que le daría un shock y no sabrían reaccionar. Gente a la que le daría miedo. No sé cuántas respuestas posibles podría haber, pero creo que muchas. Eso es lo que se encuentra cuando se investiga o se hace un experimento, una respuesta no dirigida ni esperada. Pero a esto, amigas y amigos, no se le puede ni llamar experimento, ni generalizar a un título como "esto es lo que ocurre", a esto se le llama marketing dirigido.


[Sarcasmo: Colocamos un montón de gente que nos ha dicho previamente que son fans del helado de chocolate con cookies y les decimos que les vamos a dar una sorpresa. Entran en una habitación donde tienen una gran caja, miran lo que hay y ...¡Toma ya! ¡¡¡Un bol enorme de helado de chocolate con cookies!!! ¡Qué felices todos!. Con eso ya tengo material para sacar un vídeo y decir "Esto es lo que ocurre cuando a la gente le sorprendes con helado de chocolate"!] 

Gracias programa de tele!
Me has hecho la mujer más feliz del mundo!
Justo lo que quería!!!


Pero sin extenderme mucho, que luego vienen los comentarios sin leer. 

Este vídeo no habla de amores


Habla del ideal mito de amor único y verdadero. La idea del único único, del verdadero verdadero, del que sólo hay uno en la vida, del que nunca se olvida, no es tan bonita como nos la pintan.

Sobre todo cuando la imponen como única, verdadera, inolvidable. Fijaos la de carga que tiene el lenguaje aquí: Si algo es único ¿significa que no hay más posible?. Si algo es verdadero, significa que lo demás ¿no es verdadero? ¿O es posible tener varios-únicos y varios-verdaderos? Porque las exclusividades son un poco chirriantes. Si no has tenido el verdadero amor, te jodes. Y si lo tuviste y se ha perdido, no pienses nunca que tendrás otra oportunidad. Esto a mi no me parece tan bonito visto así, aunque admito que puede gustar la idea del verdadero amor, y, de primeras, respeto vuestras diferentes opiniones. Yo no tengo la verdadera opinión. No diré que la mía es verdadera y la vuestra la equivocada jamás, pero tampoco admitiré a quienes intentan vendernos que hay una verdadera.

Sólo espero que no hagamos de una opinión la idea de que todo el mundo tiene que sentirlo o vivirlo así. Que mi forma de sentir el amor verdadero es la única y mejor. Y que quienes no estamos de acuerdo con esa idea, es porque no hemos amado de verdad o aún no lo hemos encontrado. Os habla alguien que cree en el amor, que no lo odia, que se ha enamorado, pero que no cree en un mito de un único amor verdadero, que podría decir que ha vivido en el pasado un gran amor verdadero, que acabó, y que está ahora viviendo un gran amor verdadero. Verdadero. Así lo vivo yo. 

A las personas que se deshacen pensando en un único amor y a los medios de comunicación (que tienen mucho poder) que transmiten ese mensaje de apariencia tan "bonito", sólo les invito a pensar qué significa enviar esta idea como única...

¿Sabéis que hay gente que sufre daños terribles en una relación tóxica que le anula, solo porque cree que es su único amor? ¿Sabéis la de historias de "aguanta, que merece el esfuerzo" hay detrás? ¿Sabéis cuantas insatisfacciones de "no encuentro al amor de mi vida" nos impiden ver amores reales que estamos viviendo (pero que no se parecen a "un cuento")? ¿Cuántas frustraciones por no poder aceptar que quien consideras es "el amor de tu vida" no piensa ni siente lo mismo? ¿Sabéis cuántas personas idealizan cómo debe ser el amor y se frustran porque el que están viviendo no se parezca a ese ideal peliculero? ¿Cuántas entienden como un fracaso personal terrible una ruptura, (he fracasado, nunca jamás encontraré el amor, porque sólo hay uno verdadero) en lugar de una experiencia de la que aprender y evolucionar? ¿Sabéis cuántos amores podríamos tener en nuestra vida más allá de una pareja? Y lo peor ¿Sabéis que hay quienes han matado a su pareja diciendo que era el amor de su vida y no admitían perderlo? 

Necesitamos nuevas ideas ya. En la TV. En la gran pantalla de cine. En nuestras cabezas. Porque hay muchas experiencias de gente real que existe en este mundo (que también son y somos verdaderas) que no conseguimos representarnos ni queremos, en estos mitos de cuento.

Podemos tener varias parejas en nuestra historia, y aprender a amar mejor con la experiencia vital de cada una, sin sentir que una ideal tiene que ser única. Puede incluso enfermar y morir la persona que creíamos iba a estar toda la vida ahí y eso no significa que tengamos que morirnos.

Podemos entender el amor como un sentimiento que me lleva a querer estar contigo pero también a aceptar tus decisiones y tu libertad, porque sí, te quiero mucho, pero si tú no sientes eso yo lo acepto y respeto, no eres mía/o.

Podemos tener historias de amor bonitas que simplemente aceptamos que tuvieron un tiempo en nuestra historia y un final, que sirvieron y nos dieron sensaciones en un momento vital de nuestras vidas (y no tienen por qué encajar en el actual). Y podemos recordarlas con sonrisas pero enfocarnos en el presente, porque nos queda aún más camino que vivir.

Podemos entender que un amor actual puede ser verdadero sin necesidad de rechazar uno del pasado como verdadero también ¿Acaso no lo has vivido como verdadero en su momento? ¿Significa eso que tienes que dejar el actual? Pues no tiene por qué. Lo que hay que escuchar es lo que se necesita en cada momento. Y no toda nuestra vida y en todas las etapas de la vida es obligatoriamente lo mismo.

Podemos vivir vidas llenas de amores diferentes. 

Podemos dejar de creernos cuentos y escuchar más a nuestros sentimientos, necesidades y lo que nos aporta cada relación. Comunicarnos, expresarnos y disfrutar del amor que vivimos cuando lo estamos viviendo. Saber dejarlas ir y ser libres cuando no pueden seguir conmigo. No anclarnos en ideales o historias que no salieron, ofuscadas/os en un "tengo que conseguirlo" como meta. 

Hoy repito mas que nunca, que los amores que vivamos en la vida valgan la alegría, no la pena.






9 comentarios:

  1. ¡Hola! Genial post pero he intentado ver el video y no me deja reproducirlo, dice que es privado. ¡Un saludo!

    ResponderEliminar
  2. Lo han cambiado de ayer a hoy!? Buscaré el nuevo enlace

    ResponderEliminar
  3. Arreglado el enlace. El anterior es un vídeo que han eliminado o hecho privado. Lo puedes ver ahora :-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias! Ya lo he visto y que mal. Me imagino que a la mujer que está casada con el chico que cierra el vídeo no le parecerá tan romántico ni tan maravillosa la idea...

      Eliminar
  4. Como siempre, genial. Besos

    ResponderEliminar
  5. Recién descubierto. Me gusta tu blog.

    ResponderEliminar
  6. no he podido ver el vídeo, así que no comentaré sobre él, no hay amor posible si no existe el respeto al otro, a su libertad y a su propia vida, todo lo demás son relaciones tóxicas donde prima el el uso abuso y el poder sobre el otro, eso NUNCA es amor, y se puede llevar a cualquier clase de relación humana, el respeto y compartir en igualdad es básico, todo lo demás son cuentos para manipular, hay que cuidarse de ególatras narcisitas y otras especies tóxicas, saber reconocerlos es primordial y no darles el poder que usan en contra de los demás, mientras no hagamos eso, (tarde o temprano te encontrarás con uno de ellos) y no solo con palabras sino con hechos, el mundo seguirá siendo un lugar desgraciado, en el que mucho se habla de amor, y se "siente" muy poco amor.

    ResponderEliminar

Los comentarios están moderados, así que es posible que lo que escribas tarde un tiempo en aparecer publicado. No se publicarán comentarios irrespetuosos o que contengan datos personales o confidenciales.

Este un blog de reflexión-debate, que te anima a que tú busques y encuentres tus respuestas. No creo en claves ni trucos, ni doy consejos, así que si buscas alguien que te diga si seguir o no con una relación, yo no soy quien lo hará. Creo en que tú puedes encontrar tus respuestas, pero no en dártelas yo.

Si lo que necesitas es un servicio de atención, crees que estás siendo víctima de violencia de género o quieres consultar sobre un caso concreto, puedes llamar al teléfono 900 840 111 (24 h) si estás en Euskadi o al 016 (Teléfono central para España, donde te informarán de los recursos de tu comunidad). Desconozco los recursos de otros países, pero puedes contactar con alguna asociación de mujeres-oficina de atención a la mujer, profesional de servicios sociales, o alguien de confianza, para que no te quedes sola con la duda, con el miedo, o con el silencio, y busques compañía que te pueda ayudar.